Amuletos Hebreos

El pueblo hebreo vivió en el Oriente Medio durante el segundo milenio a.C, son conocidos por ser llamados el pueblo de Dios y los antepasados históricos y espirituales del actual pueblo judío.

Mediante las escrituras se han conocido gran parte del modo en el que vivían y sus tradiciones, así como también sus creencias monoteístas; y no es hasta la actualidad que los judíos, manteniendo la misma línea de su cultura, han hecho uso más frecuente de los amuletos que también fueron abundantes entre los hebreos. Algunos de los más comunes son:

  • La estrella de David: Por excelencia el símbolo judío más famoso, no debe ser confundido con el pentagrama, ya que este se conforma de dos triángulos entrelazados que hacen la forma de una estrella de seis puntas. La historia nos ha hecho saber que tiene un significado parecido al del ying y el yang, representando la conjunción y la armonía entre los opuestos, como también una estrecha conexión entre el cielo y la tierra.
  • La Menoráh o candelabro de siete brazos: Representación simbólica y antigua de la cultura judía; entre sus interpretaciones esta la alusión a los siete días de la creación, siendo también muy importante su uso en rituales y celebraciones por su atributo protector y de unión familiar.
  • Shaddai: Es el símbolo escrito para traducir “Dios Todopoderoso”, uno de los tantos nombres del Dios del pueblo hebreo. Se dice que la construcción y el patrón de estas letras tienen una fuerte connotación divina que brinda protección a aquellos que lo lleven consigo a modo de amuleto.
  • Mezuzá: Se refiere a un rollo de pergamino con un pasaje bíblico escrito conocido como Shemá, que habla sobre la devoción y dedicación del pueblo judío a su único Dios. Este amuleto de fe suele ir colgado en las puertas de los hogares judíos para proteger a sus habitantes dentro y fuera de la casa.
Deja un comentario