Amuletos y Talismanes

Los amuletos son objetos a los que se le otorga algún tipo de poder, desde la capacidad de atraer la buena suerte hasta favorecer la aparición del verdadero amor. Estos preciados aliados son conocidos desde el comienzo de los tiempos, ya que la creencia del ser humano en fuerzas superiores nos ha acompañado desde el inicio de nuestra existencia. Los primeros amuletos eran objetos extraídos de la propia naturaleza, como piedras o maderas. Eran seleccionados en base a su belleza y a su diseño único.

Con el paso de los años los amuletos han pasado a ser representados por objetos más cotidianos. Unos objetos que han pertenecido a alguien especial o querido, o que han formado parte en algún tipo de acontecimiento importante. Esto es así porque siempre se ha creído que los objetos son capaces de absorber las energías de las personas o elementos que les rodean. Son muchas las civilizaciones que han hecho uso de amuletos, por lo que hay una gran variedad en todo el mundo.

Principales tipos de amuletos

Protección. Una de las principales finalidades de los amuletos es poder proteger de las fuerzas negativas y de los males que acechan al ser humano. Es normal tener miedo de aquello que no conocemos y que no podemos controlar. Por ello, muchas veces buscamos una ayuda que pueda protegernos de lo que puede perjudicar nuestra vida.

Fortuna. Aunque dicen que el dinero no da la felicidad, la verdad es que ayuda bastante. Por ello, no es de extrañar que muchos de nosotros recurramos a la ayuda de amuletos para atraer el dinero. Nunca está de más contar con amuletos que están especialmente enfocados a favorecer nuestra economía.

Buena suerte. Muchas veces no basta solo con alejar a las fuerzas negativas de nuestra vida. También queremos poder ser capaces de atraer la buena suerte y que cosas maravillosas nos acontezcan. A nadie le amarga un dulce, por lo que es completamente normal querer atraer cosas positivas.

Amor. Como seres humanos siempre estamos en busca de nuestra media naranja, pero a veces puede resultar realmente difícil encontrarla. Por este motivo, recurrimos al uso de amuletos que sean capaces de encontrar a esa persona por nosotros.

 

Los estilos de amuleto más conocidos

  • Elefante. Las figuras de elefante son símbolos de fuerza y sabiduría, que, según la superstición popular, son capaces de atraer la buena suerte. La mayoría de personas afirman que la trompa debe de estar hacia arriba para un mejor porvenir.
  • Maneki-Neko. Gato de origen japonés, con una de sus patas en alto. Se coloca en la entrada de los comercios para atraer la prosperidad al negocio en el que se encuentra.
  • Jamsa. Este símbolo es originario de las culturas musulmanas y judías sefardíes. Significa cinco. Se le otorga el poder de proteger del mal, atraer la buena suerte y prevenir enfermedades.
  • Pata de conejo. Uno de los amuletos más populares en todo el mundo. Se cree que este animal trae buena suerte, ya que, al vivir en madrigueras, está en contacto directo con los dioses del inframundo.

Los amuletos y talismanes son utilizados, desde la noche de los tiempos, para protegerse. Su poder les viene dado porque se les atribuyen efectos beneficiosos sobre las personas que los poseen. Para conocer y comprender un poco mejor su significado y la acción que cada uno de ellos ejerce, podemos resumir las características de alguno de los amuletos más conocidos:

  • El Pentagrama o Tetragrammaton, se considera un amuleto de protección total y es uno de los más poderosos que existe. Manifiesta el dominio de lo espiritual sobre el mundo material y sobre los elementos presentes en la naturaleza. Cuando se le representa rodeado de un círculo, significa la sabiduría infinita: el todo.
  • El Cáliz de la sangre de Cristo, como cetro de unión del cielo y la Tierra.
  • La Espada de la protección y el sello de Salomón establecen la fuerza y el equilibrio.
  • Los Ojos del Espíritu, representados en el signo de Júpiter, son el padre de los Dioses.
  • El símbolo de Marte representa la fuerza.
  • El de Saturno la Magia.
  • El Caduceo de Mercurio es la Espina Dorsal y representa a los siete Chacras y a Venus.
  • La Clavícula de Salomón se forma con dos triángulos entrelazados, que forman una estrella de seis puntas. El vértice superior representa lo divino, la sabiduría y la conciencia, mientras que el inferior se vincula con el inconsciente. El conjunto se cierra con un círculo y es el símbolo del reinado de Dios sobre todo el Universo y garantiza su protección en las direcciones que señalan los vértices.
  • La Mano de Fátima es otro potente amuleto. Se representa con una mano con los dedos extendidos. En la parte de arriba suele incorporar una piedra con forma de un ojo de color azul. Este amuleto protege frente al mal de ojo, las enfermedades y, además, atrae a la buena suerte. Está asociado al número cinco, que representa los cinco sentidos, los cinco colores primarios y los cinco elementos de la tierra.
  • El Árbol de la Vida es uno de los amuletos más antiguos. Se representa con un árbol, con sus raíces y ramas. Con la parte de sus raíces se conecta a la Tierra y se conecta al Espíritu universal a través de su copa. Este amuleto nos aporta sabiduría, favorece el autoconocimiento y nos proporciona una vida más saludable. En algunas culturas antiguas se utiliza como ayuda en los partos y como favorecedor de la gestación.